GUATEMALA EN NOTICIAS
Imagen
GUATEMALA EN NOTICIAS
GUATEMALA EN NOTICIAS
EN MI HOGAR SOLO YO TENGO LA RAZÓN
Noticias que impactaron al lector guatemalteco

Empleados Navegan 104 Minutos Diarios

Para fines personales y en su lugar de trabajo...
La Internet ha transformado los procesos de las empresas, haciéndolas más rápidas y eficientes, pero también afecta la productividad de sus trabajadores; según la Encuesta anual Web@Work 2009 realizada por DMS bajo encargo de Websense Inc., los empleados de las grandes compañías de Centroamérica destinan 104 minutos al día de su jornada laboral a navegar en internet con fines personales.

Si esa hora con 44 minutos al día se multiplicara por 365 días, el empleado estaría utilizando 633 horas al año, si esa hora tuviera un valor de US$1 en productividad, la empresa estaría perdiendo US$633 anuales, si son empresas con más de 250 empleados, las pérdidas de productividad superarían los US$158 mil anuales.

La encuesta que entrevistó a 350 gerentes de Tecnología Informática (TI) y 350 empleados de las principales empresas en Argentina, Chile, Colombia, México, Perú y América Central, revela que el 99 por ciento de los empleados utilizan su computadora para navegar por páginas no relacionadas con su actividad laboral en horas de oficina y un 72 por ciento tienen el hábito de visitar cinco o más paginas web de carácter personal.

Las páginas más visitadas son los sitios de noticias y medios de comunicación (85 por ciento), bancos y financieras (79 por ciento) y sitios de Gobierno (75 por ciento). Otros sitios populares son las redes sociales como Facebook, Twitter o Hi5.

Según la percepción de los gerentes de TI encuestados, los trabajadores centroamericanos son los que más tiempo toman para navegar por la internet, 104 minutos al día, superando a los empleados mexicanos que destinan 84 minutos o los 64 minutos de los brasileños.

Preocupados por seguridad
El comportamiento en línea de los empleados sigue siendo un motivo de gran preocupación para casi todos los gerentes de TI; y tienen motivos para ello, más del 72 por ciento de los empleados admitieron que han realizado al menos una actividad que puso en riesgo la seguridad informática de la empresa.

El estudio también revela que un problema más grande aún es la fuga de información interna confidencial, con lo cual se vulnera la seguridad de las empresas. Entre esta temática se encuentra el envío de mensajes electrónicos a direcciones equivocadas, una práctica, que aumentado a un 56 por ciento, frente a 20 por ciento en 2008.

Las empresas centroamericanas son las más preocupadas en asuntos de seguridad, ya que han implementado software de protección adicional para internet. El área menos protegida continúa siendo el uso de iPods y dispositivos USB, aunque según Ramón Salas, Gerente General de Websense para Centroamérica y México “solamente un 5 por ciento de la información se fuga a través de estos dispositivos”.


Imaginaron Un Pais Sin Violencia

Con información de
el Periódico
11 de octubre de 2009
¿Quién pensó la Guatemala que vivimos hoy? ¿De qué mente torturada salieron aberraciones como las pandillas o los asesinos adolescentes de pilotos? ¿Hubo alguien que imaginó la Guatemala de hoy?, ¿o quizá por la falta de hacerlo es que ocurrió en este país?

El viernes, desde las 8:00 horas hasta entrada la noche, más de 1,200 jóvenes de varias regiones y estratos sociales se tomaron el tiempo de pensar no sólo en el problema más grave del país –la violencia– sino en rastrear sus causas y posibles soluciones.

Bajo el nombre de 90 Diálogos para una Vida Digna, Jóvenes contra la Violencia superó la cifra que se habían propuesto, realizando 110 mesas redondas en los departamentos de Zacapa, Chiquimula, Santa Rosa, El Progreso, Jalapa, Quetzaltenango, Escuintla y Guatemala. No sólo en plazas municipales, sino en lugares emblemáticos como la Universidad de San Carlos, la Granja Penal Canadá, frente al Congreso de la República o en la colonia El Mezquital.

A los guatemaltecos no sólo no se les ha enseñado a pensar. “La educación es deficiente, y eso cuando la hay”, se dijo en la mesa de diálogo de la Colonia San Rafael, zona 18. Eso influye de gran manera en el problema de la violencia, pues limita las oportunidades de superarse y de conseguir empleo. A su vez, la pobreza resultante hipoteca el éxito de las familias recién formadas. “Los jóvenes se casan, pero muchas veces fallan”, dice Cristian, pastor evangélico.

Hay abandono de la familia de parte del padre, violencia contra la madre y los hijos,
alcoholismo y drogas. Los pequeños absorben esta conducta fracasada y la replican una y otra vez.

En el grupo, compuesto por pastores de iglesias evangélicas, maestras, comunicadores, secretarias y comerciantes, la desintegración familiar fue mencionada como causa detonante de la violencia. La segunda razón fue la falta de oportunidades para los jóvenes. Los factores que la construían eran el creciente desempleo, corrupción de los funcionarios públicos, ausencia de políticas y facilidades de educación, escasa inversión social de parte no sólo del Estado, sino de la empresa privada.


Jóvenes Tienen Pocas Opciones de Empleo

Información de
Prensa Libre
11 de octubre 2009
La base de la nueva PEA del 2010 la integran, en su mayoría, las personas que concluyeron estudios secundarios este año. Estos, al igual que las personas que llegan a la edad adulta, son la nueva fuerza laboral del país.

La base de la nueva PEA del 2010 la integran, en su mayoría, las personas que concluyeron estudios secundarios. Estos, al igual que las personas que llegan a la edad adulta, son la nueva fuerza laboral del pais.

POr URÍAS mOISÉS GaMARRO
12:20 | 24/09/2009
La posibilidad de que Rosario Palacios encuentre empleo luego de que reciba el título de Secretaria Ejecutiva este mes será particularmente difícil, debido a la situación económica del país, el fantasma del desempleo y la creciente competencia.

Junto a Palacios, unos 160 mil estudiantes se integrarán de manera oficial a la PEA durante este mes y en noviembre, cuando se gradúen de diversificado.

El panorama laboral para esos jóvenes, a los que se suman más de 29 mil sin título ni estudios que cumplirán 18 años en el 2009, se ha complicado, debido al descenso de la actividad productiva nacional. Esto ha ocasionado que muchas personas pierdan su empleo y se conviertan en competencia para los nuevos aspirantes a una plaza formal.

Expertos locales y agencias calificadoras de riesgo anticipan que no habrá crecimiento de los bienes y servicios (Producto Interno Bruto, PIB), y afirman que este se ubicará por debajo de cero este año. Sin embargo, el Banco de Guatemala (Banguat) señaló que habrá, y se colocará entre 1 y 2 por ciento.

La fórmula es que a mayor crecimiento del PIB, más contratación de personal en el sector formal; pero si baja, las oportunidades de empleo se reducen.

Lo cierto es que para muchos jóvenes que comienzan a entrar en la edad adulta legal —18 años—, obtener el título de diversificado los prepara para trabajar, aunque no les garantiza una plaza.

¿De qué se gradúan?
Según datos del Ministerio de Educación, de las 160 mil personas que se graduarán este año, de establecimientos públicos y privados, 59 mil serán peritos de las diversas especialidades, 36 mil bachilleres, 29 mil maestros, 19 mil cursaron doble carrera, 15 mil secretarias y dos mil de carreras técnicas especializadas.

Marco Antonio Monterroso, director de la Unidad de Políticas de Empleo del Ministerio de Trabajo, dijo que a partir de ahora estas personas se integrarán a la vida productiva calificada del país. Muchas comenzarán la búsqueda de empleo en las primeras semanas del 2010.

Esa dependencia registra que los nuevos integrantes de la PEA llegarán a 189 mil 783 personas, de las cuales el 5.6 por ciento logrará obtener un empleo o buscará de forma activa uno; el resto continuará estudios universitarios, otros migrarán y otro grupo no podrá ocuparse o no quiere hacerlo.

De acuerdo con las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), Guatemala tiene 14 millones 17 mil habitantes —hasta el 30 de junio último—, y la PEA asciende a 6.6 millones, a los cuales se sumarán los nuevos profesionales del nivel medio.

La poca o nula experiencia de estas personas hace que muchas empresas les paguen el salario mínimo, que para actividades agrícolas y no agrícolas en el 2009 se ubica en Q1 mil 831.66 al mes —Q52 diarios, más bonificación de Q250—, y si se emplea en el sector maquila o zonas francas, será de Q1 mil 702.39 ó Q47.75 diarios.

PEA va en aumento
Según Luis Arroyo, director de Índices y Estadísticas Continuas del INE, la PEA registra un ritmo de crecimiento constante en los últimos 28 años.

El Censo de Población de 1981 registró que la PEA era de 1.68 millones de personas, y en el censo de 1994 subió a 2.47 millones, lo que representó crecimiento de 46 por ciento. El censo del 2002 destacó que la PEA alcanzó los 3.47 millones, un alza de 40 por ciento.

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) del 2006 cita que la PEA era de 6.62 millones de personas, un incremento de 90 por ciento entre el 2002 y el 2006.

Grupo importante
“Los graduados son parte importante de la PEA, porque entran a la mayoría de edad y se han capacitado”, subrayó Arroyo.

Luis Mancía, asesor en la Encovi, opina que en Guatemala, al cumplirse los 14 años, se está en capacidad de trabajar, y por eso se integra a esas personas como parte de la PEA.

No obstante, en el país existen niños que trabajan desde los 7 años en actividades productivas familiares, las cuales no son remuneradas.

Un informe de la Inspección General de Trabajo señala que este año se han autorizado certificaciones de trabajo a mil 410 jóvenes comprendidos entre los 14 y 17 años. Esa dependencia autorizó que tres mil 500 niños trabajaran en el 2008.

La Unidad registra que en el período de vacaciones es cuando más padres de familia se acercan para solicitar permisos laborales para que sus hijos trabajen en empresas, principalmente del sector comercial.

Demanda laboral
Las estadísticas del Sistema Nacional de Empleo (SNE), del Ministerio de Trabajo, revelan que en el país hay 195 mil empresas y comercios este año y el número de personas en edad productiva es de 7.4 millones. El número de desempleados en el país es de 421 mil, equivalente a 5.6 por ciento de la PEA.

El departamento de Guatemala es el que más mano de obra demanda y ofrece a la nueva PEA, por tratarse del principal centro económico del país.

En esa región funcionan 80 mil 316 empresas dedicadas a diferentes actividades, y la cantidad de personas en edad productiva llega a 1.8 millones, según cálculos del SNE; el número de desempleados es de 106 mil.

En Quetzaltenango, la segunda ciudad en importancia, hay 18 mil empresas, con 406 mil personas en edad productiva.

Rigoberto Dueñas, de la Comisión Tripartita sobre Asuntos Internacionales de Trabajo, aseveró que esos datos son “inexactos”, ya que el desempleo en el sector formal es de 25 por ciento.

“Esa información no es real, porque no refleja la situación de empleo, en especial el área rural, donde hay alta tasa de desocupación”, dijo.

Visión de los empleadores
Jorge Montenegro, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), expresó que otro factor difícil para la nueva PEA es que los jóvenes se integran en momentos en que la economía está deprimida, por la crisis mundial.

“Los nuevos trabajadores tienen competencia con las personas despedidas en varias empresas por los efectos de la debacle financiera”, afirmó.

Carlos Amador, vicepresidente del Cacif, reconoció que el país no genera la cantidad de empleos necesarios, pero aseguró que los centros de llamadas (call centers) podrían ser una opción.

“Hay varios sectores donde la demanda no se logra satisfacer, pero puede asegurar que las personas nuevas que se integran la PEA y que saben inglés tienen un chance asegurado en los call centers”, afirmó.

Amador expresó que este sector de servicios necesita al menos 20 mil personas bilingües, para atraer nuevas inversiones, y por eso no han ingresado nuevas empresas.

Rodolfo Orozco Velásquez, director ejecutivo de la Confederación Guatemalteca de Federaciones Cooperativas, dijo que la mayor demanda de ese sector son peritos contadores, agrícolas y secretarias, entre otros profesionales.

“Estas personas tienen muchas probabilidades de incorporarse a esos grupos y cooperativas”, explicó.

El presidente de la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa (Fepyme), Ernesto Morales, afirmó que ese sector necesita técnicos industriales y agrícolas.

Hizo énfasis en que la Fepyme aporta el 85 por ciento de los empleos en el país, y se calcula que son 4.9 millones las personas que trabajan en pequeñas, medianas y grandes empresas. “A las Pymes se les considera como el motor de empleo en el país”, enfatizó.

Amador reconoció que existe distanciamiento entre el sector productivo y la academia, ya que hay carreras que no se requieren actualmente.

“Las empresas esperan especializaciones, pero las carreras —de diversificado— solo ofrecen las bases”, comentó.
Imagen
El Guatemalteco Carlos Estuardo Aguilar Córdova Busca Cura Contra El Cancer

Por sandra valdez
15:42 | 24/09/2009
Al empezar la adolescencia, este guatemalteco fue llevado a Estados Unidos, debido a que sus padres decidieron radicar en ese país; sin embargo, sus raíces lo motivaron y decidió volver, para estudiar medicina en la Universidad Francisco Marroquín.

Un poco por su innata curiosidad y también para investigar la enfermedad que terminó con la vida de su padre, cáncer de próstata, Aguilar regresó a EE. UU., y utilizó sus conocimientos médicos y de biología para especializarse en oncología.

Hoy en día es uno de los máximos exponentes de esa área, reconocido internacionalmente. Preside el laboratorio Advantagene Inc., del cual es cofundador; allí se desempeña, junto a equipos de médicos de diferentes países de América y Europa, en la investigación de vacunas para tratar el cáncer de próstata, páncreas y cérvix.

Advantagene es una compañía de biotecnología, en Waban, Massachusetts, la cual recibe apoyo del Hospital Metodista y el Colegio de Medicina Baylor, ambos en Houston.

También recibe aportes de la Escuela de Medicina de Harvard, Boston; el Hospital General de Massachusetts, y de la Universidad Autónoma de Nuevo León, México, entre otras entidades.

Según Aguilar, debido al tiempo que llevan las diferentes fases para la autorización de un nuevo medicamento por parte de Food Administration Agency (FDA) —organización que evalúa los estándares para la producción de medicinas—, en no menos de cinco años podrían conocer los resultados de la última fase en la que trabajan para la autorización de estas vacunas.

Esa situación lo motivó a renunciar a ser profesor de la Universidad de Harvard, donde trabajó la segunda fase de su investigación, ya que quería tener más tiempo para avanzar en la tercera etapa del proceso de creación de las vacunas terapéuticas, con las cuales se podría tratar a cientos de pacientes con esos tres tipos de cáncer.

Cargo en la FDA
Este guatemalteco conoce de cerca el proceso para la autorización de un medicamento, porque integró varios comités reunidos por el Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, en la década de 1990.

Los comités en que participó Aguilar estaban asignados al desarrollo de estándares para la producción y caracterización de vectores virales. También dirigió el diseño y las operaciones de vectores genéticos en el Colegio Baylor de Medicina, en EE. UU., en 1993.

Esta caracterización de vectores virales es otra de las áreas de la biología en que Aguilar ha trabajado muy de cerca y se ha destacado en ese país.

Respecto de ese tema, el médico dijo: “Hemos hecho un virus que normalmente causa catarro, se llama genovirus; en el laboratorio diseñamos el ADN de ese virus, le quitamos algunos pedazos que le ayudan a replicarse y le pusimos pedazos de otro, entonces al crear ese nuevo virus, que solo se puede reproducir en el laboratorio, no en personas, lo usamos como vehículo para llevar el cargamento que queremos —a la célula infectada—. Así se logra que el cáncer sea susceptible a otra droga”.

Hizo énfasis en que de hecho su investigación sobre el cáncer no empezó precisamente buscando la cura, sino al principio estaba tratando de entender cómo funcionaba esa enfermedad.

“Cuando empecé estaba en la Universidad de California. En ese tiempo, principios de los años 1980, mi interés era más por las mutaciones genéticas que llegan a causar la enfermedad, y empecé a investigar el virus que causa el cáncer, no con la idea de curarlo, sino de entenderlo”, afirmó Aguilar.

“Investigue qué es lo que causa que una célula normal sea cancerosa, cómo se produce, cuál es el mínimo efecto que causa, cuáles son los efectos genéticos que pueden causar que una célula normal se vuelva cancerosa”, dijo.

En general se puede resumir que el trabajo del médico comprende el desarrollo de vectores de terapia genética, producción de vectores para ensayos clínicos y la investigación de vacunas terapéuticas contra el cáncer.

En lo académico, este científico guatemalteco fue director del Laboratorio de Vectores Genéticos, en el Centro de Terapia Genética del Baylor College, en Houston, EE. UU.

También fue profesor asociado de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y subdirector del Centro de Investigaciones para la Terapia Genética de Harvard, Boston.

Mensaje
De acuerdo con este científico, no es posible que Guatemala solo reconozca a sus futbolistas y a algunos artistas, ya que hay talentos científicos a quienes deberían apoyar.

Aguilar expuso que en Guatemala, en diferentes áreas, hay personas que han destacado y que crearon artefactos innovadores o han descubierto cómo solucionar problemas en tecnología o medicina, entre otras áreas.
Garífunas en Guatemala

Encuesta de Vox Latina y Unicef revela que pobladores de Lívingston se ven como un pueblo de paz. (Foto Prensa Libre)

Por Alejandra Álvarez
11:35 | 06/10/2009
La comunidad garífuna se define como un pueblo de paz que se desenvuelve en un ambiente sin violencia; sin embargo, percibe que está asilada, lo cual se refleja en la falta de acceso a servicios básicos y desempleo. Además, afirma que no se siente representada por las autoridades locales y en el Congreso de la República, según un estudio de opinión efectuado por Vox Latina y el Fondo Internacional de las Naciones Unidas para la Ayuda a la Infancia (Unicef, en inglés).


La encuesta se efectuó en Lívingston y Puerto Barrios, Izabal, y reveló que la población afrodescendiente del país está necesitada de mayor atención.

Seguridad
El 89 por ciento de los garífunas entrevistados afirmó que son un pueblo de paz, y el 94.5 por ciento expresó que tienen una buena opinión del resto de guatemaltecos.

El rechazo a la violencia que se vive en la capital fue otro asunto que sobresalió en el estudio de opinión, ya que el 76 por ciento comentó que ese sería su principal temor si se trasladara a la Ciudad de Guatemala.

El 68.5 por ciento dijo que no le gustaría que se construyera una ruta que los comunicara directamente con la capital. El 67.9 por ciento argumentó que tiene temor a la violencia que golpea a otros sectores del país.

Mario Ellington, vicepresidente de la Organización Negra Centroamericana y consultor de la Subdirección de Cultura del Ministerio de Relaciones Exteriores, opina: “Históricamente, el pueblo garífuna ha visto a Guatemala como un lugar inseguro; no solo por la violencia de los últimos años, sino por el conflicto armado”.

Obstáculos
El 65 por ciento de los encuestados cree que están aislados de la población guatemalteca, y el 35 por ciento dijo que se siente integrado.

Respecto de las razones de su aislamiento, el 65 por ciento expresó que a los garífunas se les ha hecho de menos, y el 35 por ciento comentó que son ellos mismos los que se oponen a integrarse.

El 98 por ciento aseveró que se siente guatemalteco, y solo el 2 por ciento se autodenomina extranjero.

En cuanto a sus derechos, el 51.5 por ciento dijo que sí se les reconocen, y el 48.5 afirmó lo contrario.

Esa situación contrasta con los resultados obtenidos al consultarles si el Estado ha hecho lo suficiente para garantizar la igualdad de los garífunas frente a otras etnias, porque el 75 por ciento respondió que no se ha hecho nada, y el 25 por ciento, que sí.

Cuando se indagó respecto de si han sufrido discriminación, el 96.5 por ciento contestó que no, y solo el 3.5 por ciento dijo que sí.

Pero al preguntar cómo se siente discriminado, el 42.9 por ciento cree que por su color; el 28.6 por ciento, que en su trabajo o al buscar uno; y el 28.6 por ciento, cuando lo insultan.

Además, el 54 por ciento considera que los garífunas son indígenas, y el 46 por ciento, que no.

Sin trabajo
Para el 38 por ciento de los garífunas, el principal problema de su comunidad es la falta de empleo; después se halla la actitud de los jóvenes, con 10 por ciento, y también citan la drogadicción, la violencia, la educación y energía eléctrica, entre otros.

De hecho, el 60.5 por ciento señala que la falta de oportunidades es una de las razones por las cuales los garífunas se van al extranjero o a la capital.

El estudio revela que el 73 por ciento de los encuestados piensa que los jóvenes que se van a estudiar al extranjero o a la capital prefieren regresar a su pueblo, aunque no tengan futuro y se estanquen por la falta de trabajo.

Esta última conclusión se relaciona con las aspiraciones que los garífunas tienen, porque el 30 por ciento espera mayor progreso para su pueblo; el 18 por ciento quiere preparación y superación para sus hijos; el 14.5 por ciento desea terminar sus estudios; y el 13 por ciento, más trabajo.

“Nosotros nos estamos superando, pero necesitamos promover más nuestra cultura, queremos que nos den becas de estudio y que nos tomen en cuenta”, expresó Julysa Álvarez, del proyecto Fomento y Salvaguarda de la Cultura Garífuna.

Añadió. “Queremos que se eliminen los estereotipos, porque no solo somos personas que bailan bien; somos un pueblo que puede producir y aportar al desarrollo del país”.

Servicios
En el tema de servicios y apoyo de las autoridades, el 86 por ciento de los entrevistados aseveró que hace falta, y solo el 14 por ciento cree que hay suficiente.

Al preguntarles en forma específica si en Lívingston funcionan oficinas del Ministerio Público (MP), el 98.5 por ciento contestó que no, pero el 99.5 por ciento dijo que sí hay juzgados.

El 97 por ciento respondió que en ese municipio no hay hospital nacional, y el 94.5 por ciento afirmó que hay planteles de diversificado.

Por otra parte, 49 por ciento de los entrevistados opina que el Gobierno debería mejorar la atención en salud —hospitales o centros de Salud—; 11.5 por ciento menciona la necesidad de fuentes de trabajo; y 11 por ciento quiere acceso a mejor educación.

El porcentaje restante aseguró que necesitan mercados, infraestructura, transporte, alumbrado, agua potable, centros de cultura, etcétera.

Ellington reconoció la falta de atención de las autoridades a su comunidad, y agregó que “la deficiencia en este tema es generalizada para toda la población del departamento —de Izabal—”.

Además, lamentó que en Lívingston “la falta de vías de acceso dificulta el desarrollo”.

Sin representación
Otro de los problemas que revela la encuesta es la falta de representación que sienten los garífunas por parte de sus autoridades o instituciones públicas.

“No hay muchos espacios y quedan cosas por hacer por parte de las autoridades”, comentó Álvarez.

Muestra de ello es que el 76 por ciento de los encuestados dijo que no se siente representado por su alcaldía.

Esa cifra aumenta a 79.5 por ciento que no se siente representado en el Congreso de la República.

En cuanto a la pregunta sobre si hay algún político garífuna que los represente, el 78 por ciento contestó que no.

En contraste, el 51 por ciento cree que el pueblo garífuna ha decidido su propio destino, y 49 por ciento, que ha sido el Gobierno de Guatemala.

Quiénes son
El estudio incluyó consulta a otros habitantes de municipios de Izabal, entre ellos, ladinos y qeqchíes.

Para el 73.5 por ciento de los qeqchíes consultados y el 81 por ciento de los ladinos, los medios de comunicación transmiten una imagen positiva de los garífunas.

Hay 15 por ciento de ladinos que opina que las personas de piel negra que viven en Lívingston son extranjeras.

Para los qeqchíes consultados, las principales habilidades de los garífunas son pescar y bailar.

Detalles históricos
La población afrodescendiente llegó a Guatemala a finales del siglo XIX, en embarcaciones de europeos que se dedicaban a la esclavitud.

Esa comunidad se ubica principalmente en los municipios de Lívingston y Puerto Barrios, Izabal.

Según el censo oficial del 2002, en ese año existían cinco mil 40 personas que se autoidentificaban como afrodescendientes, de las cuales, tres mil 564 hablan garífuna.


COMENTARIOS Y SUGERENCIAS
hebreos138@yahoo.es
 
Esperamos tus comentarios...
para mejorar nuestro servicio